Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

CICA

CENTRO DE INTERPRETACION DEL CINE DE ASTURIAS

Más allá de las pantallas, la magia del cine ocupa un lugar privilegiado en el Casino de Asturias. Espacios dedicados a la historia de nuestro cine, con exposiciones permanentes y temporales, mediateca,zona de proyección, sala de conferencias y, por supuesto,un atractivo programa de actividades relacionadas con el séptimo arte.

 

 

PROGRAMACIÓN 

Te ofrecemos una amplia y variada programación centrada en el séptimo arte.

A continuación podrás consultar las reseñas de las proyecciones programadas para el mes en curso.

1 DE ABRIL, LUNES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata. Reino Unido, Francia y USA. 2018. 119 mins. Dir.: Mike Newel. Con Lily James, Michiel Huisman, Glen Powell, Jessica Brown Findlay, Katherine Parkinson, Matthew Goode, Tom Courtney y Penélope Wilton. Hay que reconocer que el británico es un pueblo extraño. Comen mal, no ven el sol y se pasan la vida enseñando su lengua a los españoles. Dura tarea. Mike Newell es británico, inglés para más precisión, y, en consecuencia, su filmografía raya lo incomprensible. Desde Donnie Brasco hasta Harry Potter pasando por Cuatro bodas y un funeral, su gran éxito, ha conseguido que el término heterodoxo suene cursi.  Y, sin embargo, pese a lo errático de todo, hay algo (un extraño olor a comida quemada quizá) que lo recorre todo. La sociedad literaria... es quizá la más «british» de todas sus producciones. Y, en consecuencia, entre el melodrama, la fluidez de las clásicas comedias de la Ealing, el misterio relamido digno de Agatha Christie, el aroma del bed & breakfast y la más evidente incompetencia para la cocina, consigue adaptar el bestseller sobre las miserias de la II Guerra Mundial firmado por Barrows y Shaffer con gracia, soltura y, todo sea dicho, de la manera más obvia imaginable. No digo que la clave para entender el Brexit esté aquí, pero casi.

2 DE ABRIL, MARTES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

Dogman. Italia. 2018. 98 mins. Dir.: Matteo Garrone. Con Marcello Fonte, Edoardo Pesce, Anunzia Schiano, Adamo Dionisi, Francesco Acouaroli, Alida Baldari Calabria, Gianluca Gobbi.

El director italiano Matteo Garrone fue un implacable traductor en imágenes del mundo sórdido y presidido por la Camorra que plasmó el escritor Roberto Saviano en su terrorífico libro Gomorra. Antes y después de esa película, Garrone ha demostrado poseer un don especial para retratar con veracidad y desgarro a las clases populares, delincuencia callejera, marginados que sueñan. Su vocación realista, costumbrista e incluso naturalista está acompañada de un talento descriptivo y ambiental que dota de autenticidad a personajes y situaciones, su expresividad y sus actos. Su última película, titulada Dogman, está situada en un desolado paisaje del extrarradio, sombrío a pesar de la cercanía del mar. Allí conviven en cierta armonía, con leyes y códigos propios e intransferibles, vendedores de oro, salas de máquinas tragaperras, bares suburbiales, traficantes de cualquier cosa y un hombrecito que tiene un negocio en el que cuida, lava, peina e intenta curar de sus males a todo tipo de perros, incluido los feroces. 

3 DE ABRIL, MIÉRCOLES, 17.30 Y 20.00 HORAS

Puzzle. EEUU. 2018. 99 mins. Dir.: Marc Turtleaub. Con Kelly MacDonald, Irrfan Khan, David Denman, Bubba Weller, Austin Abrams, Liv Hewson. 

Agnes (Kelly Macdonald) vive a las afueras de Nueva York con su marido aburrido (David Denman) y sus dos hijos  jóvenes. No es feliz y malgasta sus días cuidando “a los hombres de su vida”. Su mente inquieta y su facilidad de poner orden en todo hace que sea rapidísima en completar puzzles. Pronto conocerá a Robert, un inventor rico y enigmático (Irrfan Khan), quien rápidamente ve su talento y quiere que participe con él en un campeonato de rompecabezas. Entre ellos surge una atracción que hará cambiar la vida de ambos.  Un drama discreto pero muy tierno que consigue tocarte la fibra, con una grandísima actuación de Kelly MacDonald, (Trainspotting), interpretando aquí a una mujer inteligente que va emergiendo lentamente de un enclaustramiento familiar en el que ha perdido totalmente su personalidad e ilusión por vivir.

4 DE ABRIL, JUEVES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

Cadaver. USA. 2018. 85 mins. Dir. Diederik Van Rooijen. Con Shay Mitchell, Grey Damon, Louis Herthum, Kirby Johnson.  Por una vez con buen criterio, la distribuidora española de la película estadounidense The possession of Hannah Grace ha decidido cambiar su título original por el quizá menos comercial pero más exacto Cadáver. El primigenio, al estilo de otras tantas películas sobre exorcismos y posesiones (Audrey Rose, Emily Rose, Micaela, Isabella, Molly Hartley y Janet Moses), huele ya a podrido por exceso de uso y, lo más importante, la presente historia comienza exactamente donde acaban las demás: su primera secuencia es el clímax de las otras, con el cura, la familia, has visto lo que ha hecho la cochina de tu hija y todos esos arquetipos, marcados a fuego de crucifijo sobre piel diabólica desde El exorcista. 

5 DE ABRIL, VIERNES, 17.30 Y 20.00 HORA

 

El veredicto. La ley del menor. Reino Unido. 2018. 101 mins. Dir.: Richard Eyre. Con Emma Thompson, Stanley Tucci, Fionn Whitehead. La preponderancia de un postulado teológico sobre el cuidado y la conservación de la vida de un ser humano menor de edad. La elección de un mal menor dentro del estrecho margen de la ley penal. La fina línea que separa a veces la pureza de la insensatez, el orgullo del disparate. La intromisión de las estrictas reglas morales en el terreno aún más riguroso de las normas legales, y viceversa. Separar la delicadeza de la profesionalidad, el sentido común del saber estar; cuándo utilizar la sutileza de la mano izquierda y cuándo la tenacidad de la mano derecha. El a veces imposible equilibrio entre las decisiones judiciales y sus consecuencias en el terreno de lo personal, lo emocional y lo moral. De todo esto habla El veredicto (La ley del menor), novela del prestigioso escritor británico Ian McEwan, que él mismo ha adaptado a la gran pantalla en una película dirigida por Richard Eyre. 

8 DE ABRIL, LUNES, 17.30 Y 20.00 HORAS

Colette. Reino Unido, 2018. 112 mins. Dir.: Wash Westmoreland. Con Keira Knightley,  Dominic West,  Denise Gough,  Fiona Shaw,  Robert Pugh,  Rebecca Root,  Eleanor Tomlinson,  Aiysha Hart.   Lo peor que le puede pasar a un culpable es que le suden las manos. No sólo es culpable sino que, además, lo parece. Con los biopics ocurre algo parecido. A poco que uno se acerque, acaban por pringar. Sudan. Son biopics y, lo peor, lo parecen. Colette, en efecto, es película biográfica. Y eso la condena. Sin embargo, y sin que sirva de precedente, esta vez hay disculpa. El director Wash Westmoreland (que, por primera vez, firma solo y no junto a Richard Glatzer) se las arregla para reconstruir un universo alrededor de la protagonista lo suficientemente divertido, desprejuiciado y tan lejos de este mundo que hoy pisamos que, por un momento, hasta parece mentira. 

9 DE ABRIL, MARTES, 17.30 Y 20.00 HORAS

A la sombra de Kennedy. EEUU. 2016.  98 mins. Dir.: Rob Reiner. Con Woody Harrelson, Bill Pulman, Jennifer Jason Leigh,  Michael Stahl-David,  Richard Jenkins,  Brian Stepanek,  Kim Allen,  Judd Lormand,  Joe Chrest,  Brent Bailey,  Katrina Cerio,  John Burke,  Tim Ransom,  Rob Steinberg,  Dean J. West. Hundida en su día por la sangría de Vietnam, por no poder ganar una guerra imposible en el exterior y aún más irresoluble en el interior de su sociedad, la figura de Lyndon B. Johnson, presidente de Estados Unidos entre 1963 (cuando sustituyó a John F. Kennedy tras su magnicidio) y 1969, ha ido experimentando en las últimas décadas un creciente prestigio. Entre otras vertientes, en la cinematográfica, auspiciada además por sendos cineastas de corte progresista y liberal que, en la parte final de sus carreras, se han adentrado en la categórica personalidad de un político de la estirpe de los que, en principio, nunca llegan a la cima por su falta de carisma y sus incontrolables bríos, pero que se antojan imprescindibles en el sostenimiento del complejo arte del ejercicio del poder

 

12 DE ABRIL, VIERNES, 17.30 Y 20.00 HORAS

Entre dos aguas. España. 2018. 136 mins. Dir.: Isaki Lacuesta. Con Israel Gómez Romero,  Francisco José Gómez Romero,  Rocío Rendón,  Yolanda Carmona,  Lorrein Galea,  Manuel González del Tanago . Un joven espera, en una sala de partos, el nacimiento de su hija. Los nervios que sacuden su rostro se contrapuntean con un progresivo quejido, sustentado sobre un denso tapiz sonoro, sobre el que se abrirá paso, como corriente de agua clara, el llanto de la recién nacida. En el pasillo, dos funcionarios de prisiones esperan al joven para colocarle unas esposas y llevarle al centro penitenciario donde sigue cumpliendo condena. Así arranca Entre dos aguas, tras un breve prólogo que marca la distancia que separa a este nuevo trabajo de Isaki Lacuesta de su segundo largometraje, la inolvidable La leyenda del tiempo (2006): el tipo al que se ha concedido un permiso para acompañar a su pareja en un momento tan trascendente es el mismo Israel Gómez Romero que, en aquel entonces, era un niño al que el duelo y la adolescencia arrebataban esa voz que parecía colocarle en la línea sucesoria de Camarón. Han transcurrido doce años, pero la estrategia del cineasta tampoco se ha mantenido estable: el parto es real, la madre es real e Isra es real, pero nunca ha estado en la cárcel –aunque esa posibilidad vital sea uno de sus miedos más arraigados

15 DE ABRIL, LUNES, 17.30 Y 20.00 HORAS

En las estrellas. España. 2018. 82 mins. Dir.: Zoe Berriatua. Con Luis Callejo, Jorge Andreu, Macarena Gómez, Magui Mira, Kiti Manver, Alvaro Roig, José Luis García Perez. En un mundo posapocalíptico, un director de cine, en realidad convertido en un vagabundo, peregrina por los escombros y las basuras buscando localizaciones y filmando una película que se ha quedado sin intérpretes. Solo por el placer de hacerla. Como símbolo de la decadencia, los primeros minutos de En las estrellas, segundo largometraje de Zoe Berriatúa tras el muy atrevido Los héroes del mal (2015), no pueden ser más imaginativos y certeros. Lo que viene después, una oda al cine, a su magia y a su creatividad, es aún mejor. Una película en un universo paralelo a los convencionalismos actuales, como en cierto sentido también lo era su primera obra, repleta de agilísimos diálogos y con un fantástico diseño de producción y artístico, barato e ingenioso, asentado en los pioneros de la historia del cine, y comendado por Idoia Esteban. Berriatúa, con una rotunda vocación familiar que ha mamado desde siempre, despliega un canto de amor no tanto al producto, que también, sino sobre todo a la acción de filmar. 

16 DE ABRIL, MARTES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

Animales fantásticos. Los crímenes de Grindelwald. USA. 128 mins. Dir. David Yates. Con Eddy Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Suidol, Ezra Miller, Zoe Kravitz, Callum Turner, Claudia Kim, William Nadylam, Kevin Guthrie, Jud Law, Johnny Deep. Nacida a partir de la tradición de la literatura clásica británica de fantasía, con sus jergas, terminologías y universos propios, perpendiculares al convencionalismo, en la línea tanto de Jonathan Swift y Lewis Carroll como de J. R. R. Tolkien y C. S. Lewis, la novela Animales fantásticos y dónde encontrarlos fue sirviendo también como sustento un tanto más adulto para las primeras generaciones de lectores de Harry Potter, que iban creciendo y dejando atrás a su incipiente niño lector para ir abrazando una nueva etapa de literatura juvenil protagonizada por personajes más maduros. J. K. Rowling fundía así su creatividad a machamartillo, y esa expansión del firmamento Harry Potter del que salía la novela, con una innegable capacidad para la mercadotecnia y el retroalimento comercial. Unas características literarias que, del mismo modo e incluso ensanchadas, se están trasladando al cine con la nueva saga de magos y hechiceros, de la que Animales fantásticos. Los crímenes de Grindelwald supone la segunda entrega de lo que será una pentalogía, tras la imaginativa pero bastante plomiza Animales fantásticos y dónde encontrarlos (David Yates, 2016). 

17 DE ABRIL, MIÉRCOLES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

Tu hijo. España. 2018. 103 mins. Dir.: Miguel Angel Vivas. Con José Coronado, Pol Monen, Luis Bermejo, Ester Expósito.  Películas de padres justicieros hemos visto muchas, pero no como esta: española, de producción y de ambiente; Sevilla, barrio alto, burgués, de casa de médico cirujano, fría, casi desabrida; pero también barrio bajo, de salita mínima atiborrada de cachivaches, mesa camilla, televisión perennemente encendida, niñas maquilladas como una puerta cantando copla en Canal Sur. Andalucía, la moderna, la del chanchullo, diversa. Es Tu hijo, aguerrida película de Miguel Ángel Vivas, adictiva, quizá discutible, interesantísima, un thriller social sobre la indefinición de las clases sociales cuando se trata de algo tan propio, tan universal y tan impetuoso como la defensa de un hijo, y también sobre el machismo instalado, la violencia de género, y sobre la sideral distancia entre el universo de los jóvenes y adolescentes, y el de los adultos. Un plano fijo de, a ojo, algo más de dos minutos, ejemplifica este último subtexto, el de jóvenes y adultos, y clarifica también el esencial, el de las clases sociales. José Coronado, magnífico en su papel, busca a los que han dejado a su hijo en el hospital al borde de la muerte tras una paliza. 

22 DE ABRIL, LUNES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

Of father and sons. Alemania. 2018. 98 mins. Documental. Dir.: Talal Derki. Of Fathers and Sons (Kinder des Kalifats), de Talai Derki. Derki, un cineasta sirio de ascendencia kurda radicado en Berlín, dejó todo durante más de dos años para instalarse en un pequeño pueblo de Siria y filmar el día a día de la familia de Abu Osama, un guerrero de Al-Nusra (organización ligada a Al Qaeda). En la intimidad del hogar familiar o en el frente de batalla seguimos a Abu, un yihadista para el que no hay más honor en la vida que luchar por y servir a Allah (en determinado momento incluso es gravemente herido y pierde una pierna). El director de The Return to Homs posa su mirada en los hijos del protagonista, sobre todo en dos de muy opuestos intereses: mientras uno se entrena para seguir los pasos del padre; otro busca estudiar y buscar otro camino. Un registro conmovedor, descarnado y perturbador sobre el fanatismo religioso, las consecuencias de la guerra en Siria y la transmisión de valores de padres a hijos. Casualidad o no, los dos documentales de Derki fueron premiados en el Festival de Sundance

 

23 DE ABRIL, MARTESE, 17.30 Y 20.00 HORAS

Un asunto de familia. Japón. 2018. 130 mins. Dir.: Hirokazu Kore-eda. Con Lily Franky, Sakura Ando, Mayu Matsuoka, Jyo Kairi, Miyu Sasaki. Repiten con sospechosa frecuencia los personajes de Un asunto de familia que hace mucho frío en el exterior, está helando, va a nevar. Lo que inspira pavor a este grupo de gente, como a los desvalidos de cualquier parte del universo, es el frío que atormenta a la mente y al alma, el saberse a la intemperie psíquica, acorralado por la soledad, la ausencia de amor y de compañía gratificante, esas cositas que alimentan al ser humano, le hacen vivir o sobrevivir con dignidad. Casi toda la obra de este director llamado Hirokazu Kore-eda, tan compleja como sensible, se centra en la necesidad de formar parte de una familia, de convertir el refugio más depauperado en algo que pueda parecer un hogar, otorgarse calor mutuo, velar por el de al lado. Y si la familia biológica navega en el territorio del desastre, pues se intenta formar otra con los de distinta sangre y los eternos perdedores pueden llegar a sentirse ganadores. Aunque todo sea provisional y amenacen la tragedia y  el desamparo total. 

24 DE ABRIL, MIÉRCOLES, 17.30 Y 20.00 HORAS

Silvana. Suecia. 2017. 95 mins. Dir.: Mika Gustafson,  Olivia Kastebring,  Christina Tsiobanelis. El lugar prominente de Silvana Imam en el panorama del hip-hop sueco se consolidó en 2014, cuando su disco “Imam” alcanzó el número uno. Una grabación de la rapera escuchando la radio mientras se anunciaba que su canción había llegado a lo más alto de las listas de éxitos establece un comienzo dramático para Silvana], que se proyectó en la sección Doc/Rhythm del Sheffield Doc/Fest. El primer largometraje del trío de cineastas Mika Gustafson, Olivia Kastebring y Christina Tsiobanelis sigue la carrera de la rapera a lo largo de los siguientes años e intercala detalles biográficos a través del uso de vídeos caseros de mediados de los años 90, cuando la familia de Silvana se mudó a Suecia desde Lituania. Dado que es la hija de una madre lituana y un padre sirio, la identidad cultural es un tema candente en este documental, al igual que la identidad de género y la sexualidad, ya que las cineastas son testigos de la floreciente relación, y después del romance, entre Silvana y Beatrice Eli, otra estrella del pop.

25 DE ABRIL, JUEVES, 17.30 Y 20.00 HORAS

Yo, Claude Monet. Reino Unido. 2018. 87 mins. Documental. Dir.: Phil Grabsky.  Basándose en 3.000 cartas que envió el pintor, Phil Grabsky (director con experiencia en documentales sobre artistas), presenta una particular mirada sobre la vida de Claude Monet. No se trata de un documental para conocer su técnica o los motivos que lo llevaron a crear el impresionismo, eso ni se menciona, sino para reconocer a la persona detrás de esas pinturas. Muchas de las cartas, y por tanto la película, ronda en torno al pedido de ayuda que el artista enviaba a sus mecenas y amigos por dinero, o un refugio para él y su cada vez mayor familia. Narradas maravillosamente por el actor Henry Goodman (quien va cambiando el tono a medida que pasan los años), Yo, Claude Monet es una biografía distinta de este artista francés, ya que se cuenta solo lo que Monet permitía conocer de sí mismo. Para ilustrar la película se intercalan algunas famosas pinturas con los escenarios reales (Francia, Italia e Inglaterra) que le permitieron crearlas, así como fotografías y retratos de este maestro de la pintura.

 

26 DE ABRIL, VIÉRNES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

Spiderman. Un nuevo universo. USA. 2018. 90 mins. Animación. Dir.: Bob Persichetti, Rodney Rothman y Peter Ramsey. A través del concepto de Multiverso –la red de universos alternativos en la que se multiplican los álter egos de los superhéroes en nómina-, la Marvel obtuvo dos logros por el precio de una misma idea: una brillante estrategia comercial que permitía crear series subsidiarias dirigidas a muy específicos sectores de mercado y una amplificación de las posibilidades narrativas de un mitología cerrada, merced a un concepto que quizá le debía tanto a la divulgación de las teorías rectoras de la física cuántica como a la crisis del relato clásico en la era de la posmodernidad. Esa doble dimensión –la estrategia corporativa y el hallazgo creativo- sigue presente en la afortunada, impactante Spider-Man: un nuevo universo, reformulación animada –o, más bien, ampliación del campo de batalla- de la franquicia Spider-Man: ahora Sony Pictures trabaja en el limbo de derechos ajenos al vínculo que une a Peter Parker con el cuerpo principal del Universo Cinematográfico Marvel. Al mismo tiempo, aquí hay un reflejo libre del crossover narrativo que, entre noviembre de 2014 y febrero de 2015, integró en un mismo relato todas las encarnaciones del personaje en el ámbito de la historieta. 

29 DE ABRIL, LUNES, 17.30 Y 20.00 HORAS

 

Cold War. Polonia. 2018.  Pawel Pawlikovsky. Con Joanna Kulig, Tomasz Kot, Borys Szyc, Agata Kulesza, Cedric Kahn, Jeanne Balibar. Se titula Cold War y es otra obra maestra. Pawlikowski retorna al pasado, a un tiempo asfixiante y represor en la Polonia de la posguerra, para narrar un amor tan volcánico como desgarrador, al que las circunstancias imponen el ni contigo ni sin ti, y que se desarrolla entre 1949 y 1964. Él es un músico contratado por el Gobierno para adaptar el folclore ancestral y primitivo (producto del sufrimiento y la humillación, pero que también otorgaba alegría, cuenta alguien) al triunfo del proletariado, la reforma agraria y la glorificación del timonel Stalin. Ella canta y baila, es voluptuosa de forma natural, intentó cargarse a su padre porque alguna vez la confundió con su madre, quiera hacer carrera. Son dos instintivos profesionales de la supervivencia en tiempos difíciles. Él se exiliará y se buscará la vida tocando el piano en París. Ella se afianzará en su arte representando las esencias del alma eslava al servicio del nuevo mundo impuesto desde Moscú. Y ambos tendrán amantes, parejas, líos, pero seguirán soñando con sus furtivos reencuentros, con algo tan imposible como la continuidad, un futuro juntos, el mantenimiento de la plenitud. Y surgirán las broncas, los celos, el enloquecimiento, la desolación. También la certeza de que la vida no vale nada si no pueden estar juntos.

 

30 DE ABRIL, MARTES, 17.30 Y 20.00 HORAS

Kursk. Bélgica-Luxemburgo. 2018. 113 mins. Dir.: Thomas VInterberg. Con: Lea Seydoux, Colin Firth, Matthias Schoenaerts, Michael Nyqvist, Max Von Sydow, August Diehl. Como parece improbable que desde Rusia alguien pueda atreverse con una dramatización de la tragedia del Kursk, el submarino nuclear hundido en agosto del año 2000 en aguas del Océano Ártico, y cuya operación de rescate fracasó a causa de las negligencias de las autoridades rusas, ha tenido que ser este extraño pero muy solvente europudding dirigido por un danés, el reputado Thomas Vinterberg, producido con capital belga y luxemburgués, filmado en inglés, y protagonizado por una pléyade de intérpretes belgas, franceses, daneses, suecos y británicos, de evidente carisma y profesionalidad. Quizá consciente de que en el subgénero bélico de la tragedia de submarinos hay cimas inalcanzables, Vinterberg apuesta por una decisión estilística que le honra: la ausencia total de estilo, y el asentamiento de la película en la narrativa, en la dirección invisible, en la interpretación y en la diversificación de los ambientes; el interior del submarino, los mandos rusos en el exterior, la lucha de las familias por una información constante y fidedigna, y la ayuda de la flota británica.